Teresa López Alija
Delegada de Educación y Cultura
del Excmo. Ayuntamiento de Arenas de San Pedro

“Pues consideramos que este castillo tiene muchas moradas, unas en lo alto, otras
embajo, otras a los lados, y en el centro y mitad de todas éstas tiene la más principal, que es adonde pasan las cosas de mucho secreto…”

Las Moradas. Santa Teresa de Jesús 17 artistas provenientes del Valle del Tiétar, de otras regiones de España e incluso de otros países, han acudido hasta el Palacio de la Mosquera para desplegar toda su sensibilidad y fuerza creativa en esta exposición llamada MORADAS. Esta nueva propuesta ha querido transformar la segunda planta de este palacio en un espacio abierto al ingenio artístico.

Los artistas aquí convocados han podido entrar en diálogo con las diferentes salas de esta segunda planta palaciega, en las cuales han desarrollado, siempre desde su libertad y su impulso creativo de artista, las diferentes “instalaciones”, contando con innumerables y
diferentes elementos plásticos, fotográficos e incluso literarios.

Así, podremos encontrar en estos espacios abovedados instalaciones de muy diversos estilos: las hay poéticas, transgresoras, oníricas, evocadoras, lúdicas, íntimas, crudas… Todas ellas tienen un carácter efímero y han sido creadas especialmente para este lugar.

Esta exposición ha supuesto un reto tanto para los organizadores de la misma, como para los artistas, los cuales no han dudado ponerse al servicio de esta empresa, colaborando desinteresadamente y sumergiéndose de pleno en la idea de llevar a cabo esta metamorfosis fugaz en los 1.673 metros cuadrados de esta segunda planta del Palacio, que por cierto muy pocos conocen. De todas formas, confiamos que en su momento pueda ser rehabilitada
esta planta, así como el resto del palacio.

Esta segunda planta fue, en tiempos del Infante don Luis, el lugar donde se albergaban las moradas de los sirvientes y algunos visitantes del Palacio. Con el paso del tiempo, estas estancias se convirtieron en dormitorios para los chicos que estudiaban en el “seminario”, como aún hoy lo recuerdan muchos arenenses. Hemos de recordar que el palacio se convirtió en seminario mayor desde 1943 hasta 1972.

El arte moderno intenta ser una experiencia estética, donde el espectador pasa a ser un agente activo. Ya no se trata solo de mirar, sino que ha de sentir, de dejarse llevar por la propia obra que tiene delante, no pretende tanto dar explicaciones como el hecho de provocar emociones. Esta propuesta de MORADAS nos evocará o provocará, nos gustará o no, pero lo realmente importante es que no nos dejará indiferentes.

El éxito de las primeras exposiciones de arte contemporáneo, que entre julio y octubre del 2008 abrieron de nuevo el zaguán y la primera planta del palacio y a las que acudieron más de 6.000 visitantes, nos ha motivado a convocar la segunda edición del “Festival Internacional
de las Artes”. Con MORADAS y todo este Festival deseamos que el Palacio de la Mosquera se consolide como un espacio propicio para la experimentación artística, tanto plástica como musical. También será un sitio de encuentro para la ciencia, la danza, la investigación, l a restauración, etc.; pero sobre todo, se pretende que sea un lugar, una morada acogedora, para todos los habitantes de Arenas y su comarca.

Gracias a los artistas, a los expertos que trabajan en la Comisión para la Rehabilitación del Palacio, a la Asociación de Amigos del Palacio de la Mosquera, a los técnicos, voluntarios y obreros que participan en los diferentes menesteres relacionados con el palacio. Gracias en definitiva, a todas aquellas personas e instituciones que han creído en este hermoso e ilusionante proyecto, que está convirtiendo al Palacio de la Mosquera en un referente cultural identificativo de Arenas de San Pedro y de todo el Valle del Tiétar.

Desde aquí nos atrevemos a soñar con las futuras exposiciones, conciertos, conferencias, actividades museísticas, etc., que se celebrarán en el interior de un palacio totalmente rehabilitado, y con unos jardines que nos invitarán a disfrutar de su esplendor. Para que todo ello se pueda dar, este año las actividades culturales finalizarán en septiembre, ya que han de seguir las obras de rehabilitación en el interior y exterior de dicho edificio.

←Anterior                            Siguiente→